Es obvio que el mercado laboral es cada vez más complicado, que cambia a un ritmo vertiginoso y sobre todo que cada vez es más impredecible.

Si todo esto hace complicado el abrir nuevos caminos o el mantenerse para los que ya estamos en él… imaginad para la gente que intenta entrar en la rueda.

Hace ya muchos años que los que nos dedicamos a la marca personal hablamos y referenciamos la obra » La Vaca Púrpura». Su filosofía dice claramente:

«Que debemos arriesgarnos a hacer cosas increíbles, no se trata de ser perfecto, sino diferente y extraordinario, porque eso es lo que las personas recuerdan. »

¿ Cómo se consigue esto?

– Rompiendo esquemas

– No siguiendo las reglas

– Analizando con prisma y en la transversalidad a la horade ofrecer soluciones

– No perdiendo nunca de vista: Problema- Solución. ( Llevo años hablando de que nos pagan por solucionar problemas)

– Asumiendo riesgos y no dejando de buscar nuevas formas

– Siendo flexibles

– Pero sobre todo: dinámicos, auténticos catalizadores y motivadores

– Ayudando a despertar mentes

Para esto… ¿ Hace falta contar con un curriculum con larga trayectoria o muchos títulos?

Hacen falta:

. Ganas

. Actitud

. Formación constante ( inquietud por auto- aprender)

. Pasión e ilusión por lo que haces

. Ser buena persona

. Y por supuesto rodearte de los mejores… de aquellos que te hagan cuestionarte constantemente lo equicoad@ que estabas.

Por ello, no importa la edad, el espacio desde el que lo hagas, ni la experiencia … Si no

Como seas capaz de transmitir todo lo que llevas dentro y lo que vas a aportar a la hora de que contraten.

Pequeñas reflexiones de viernes…

Dejar un comentario