Las emociones, tanto sentidas como proyectadas…  son sin duda la clave de la conexión en cualquier comunicación y más en momentos de cambio como los actuales.

 

 

 

 

Es tiempo de simplificar, optimizar recursos, volver a conectar y sobre todo agudizar el lado humano y potenciar nuestra creatividad.

En este sentido las emociones y su gestión serán nuestro gran aliado como base del desarrollo  de nuestro stroytelling.

 

Para ello debemos partir de dos premisas fundamentales:

 

¿ Lo qué sientes? y  ¿ Lo qué haces?

 

y cómo esto influye

 

En ti y En los Demás 


1 . Lo qué sientes o quieres transmitir en ti cómo valores de tu marca/ empresa  te llevan a trabajar el mensaje en base a » el concepto de autoconciencia» que debe marcar la base de todo tu discurso.

2. Lo qué haces en ti te llevará a desarrollar una estrategia de autocontrol sobre todo orientada a la coherencia y fuerza de marca


3. Lo qué sientes en los demás te llevará a trabajar la empatía : fidelización , cohesión e identificación con tu marca.

4. Lo qué haces en los demás  te llevará a trabajar sobre tus habilidades sociales: capacidad de hacer llegar el mensaje de manera correcta y generar su difusión . Conseguir que llegue a aquellos segmentos que te resulten más interesantes.

 

Una vez que tenemos clara esta base a la hora de desarrollar ese storytelling paraguas de nuestra marca, que aglutinará la comunicación estratégica de su posicionamiento… solo queda echar mano de las herramientas y proyectar ese valor diferencial que ya hemos trabajado en base a él.

 

Para centrarnos un poco más en este pequeño avance sobre el concepto, os dejo 2 pequeños tips/consejos:

 

  1. Intenta que tu Marca Personal o Comercial esté muy alineada contigo, con tus valores y sea coherente… Quédate con la idea de que: Puedes cambiar, pero hasta cierto punto. Por eso céntrate en buscar ese valor diferencial del que tanto hemos hablado, en buscar el mejor nicho de mercado para desarrollarlo, adaptar tu servicio a sus necesidades y proyectarlo para hacerlo crecer.
  2. Piensa que es fundamental que alguien te dé feedback. Escucha, escucha y escucha!!! Con ello reconstruye pero sin perder nunca tu coherencia.

 

Y sobre todo:

  • Empieza por detectar cuál es la emoción que hay detrás de tus actos y cómo puedes proyectarla.
  • No juzgues ni te pierdas en las apariencias. Una vez, más escucha antes de empezar a comunicar y con las validaciones que hagas.
  • Aprende a leer el mensaje del lenguaje corporal ( en breve hablaremos sobre esto)
  • Aprende a controlar… Recuerda : » lo qué sientes y lo qué haces»

 

Y sobre todo visualiza, céntrate y empieza a construir 🙂

 

Leave a comment